Esta chica convirtió su mayor inseguridad en su arma más poderosa

Ash Soto es una joven de 21 años de edad, que fue diagnosticada con vitíligo cuando apenas tenía 12 años. El diagnostico y su cambio en la piel la hicieron sentir insegura.

El vitíligo es una enfermedad cutánea, en la que algunas zonas de la piel comienzan a perder su pigmentación, lo que da como resultado “manchas blancas” en distintas partes del cuerpo. Se cree que la causa puede ser debido a un problema inmunitario, según información de MedlinePlus.





“Nunca me di cuenta de lo hermoso que era mi vitíligo hasta que lo tracé con un marcador negro, eso realmente ayudó a darle diferentes colores a mi piel”, dijo a Daily Mail.

Ahora Ash suele pintar su cuerpo de increíbles maneras, incluso ha dibujado el mundo entero sobre él.
Ash Soto transformó su mayor inseguridad en la obra de arte más asombrosa de todas, demostrándole a las demás personas, pero principalmente a ella que: "La belleza empieza en el momento en que decides aceptarte a ti misma". (MSN)