Cite City, la ciudad de US$1.000 millones que no tendrá ningún habitante