Robot jardinero


Estudiantes del Instituto de Tecnología de Massachusetts crearon un grupo de robots que pueden regar, cosechar y polinizar plantas de tomates perita.
A un costo de 3.000 dólares la unidad, los robots, conectados a las plantas, se desplazan a través de un jardín sobre una base similar a una aspiradora Roomba. Cuando las plantas dan señales de que están sedientas, los robots pueden rociarlas con una bomba de agua. Cuando los tomates están maduros, las máquinas usan sus brazos para arrancar la fruta.
En el primer trimestre de 2008, Daniela Rus, profesora del Laboratorio de Distribución Robótica en el instituto, comenzó un curso de dos partes. En el primer semestre, los estudiantes aprendieron a crear y a usar robots. En el último trimestre del año, los estudiantes estuvieron en condiciones de lidiar con problemas reales ayudados por robots. Rus y su ayudante, Nikolaus Correll, pidieron a los estudiantes que crearan "un jardín robot distribuido" para el final del semestre.